viernes, 9 de abril de 2010

Cuchillo de Cocina

Era una calurosa tarde de verano. El sol ardía imponente sobre un cielo sin nubes.
La bella joven descendía las escaleras, recién bañada y vestida con apenas una polera y la ropa interior.
Se dirigió a la cocina, para tomar algo para refrescarse. Apenas entro sintió un extraño ruido proveniente de la sala, la habitación contigua. Fue a ver lo que era y no encontró nada. Solo la cortina moviéndose por el viento a causa de una ventana abierta.
Se acercó a cerrarla cuando de la nada se le abalanza un sujeto y la toma fuertemente del cuello y de un brazo y forcejeando la lleva hasta la cocina.

“¡Si te mueves, te mato, perra!” – Le dijo el asaltante a al joven. A lo que procede a tomar un cuchillo de la cocina y la tira sobre la mesa del comedor. Mientras la amenazaba sosteniéndole el cuchillo sobre el cuello, toma una soga y le amarra sus manos por detrás de su cabeza y sobre una repisa detrás de la mesa para tenerla maniatada.

El ladrón la mira. La inspecciona de arriba hacia abajo observando cada detalle de su hermoso cuerpo.
Toma el cuchillo y suavemente lo pasa por su hombro subiendo hasta el cuello.
Baja estrepitosamente hasta el estomago y de un movimiento corta su polera y la abre en dos. Dejándola expuesta tan solo en su ropa interior.

De nuevo con el cuchillo pasa suavemente con el filo de este, sin lastimarla por sobre su estomago, pechos y cuello, hasta el hombro y con un movimiento cortar un tirante del sostén, dejando uno de sus senos a la vista.
Paso su mano izquierda detrás de su espalda acariciándola gentilmente para luego de un tirón sacarle el sostén de su cuerpo.

Extrañamente la joven la miraba con una mezcla de entre completo pavor y una excitación que invadía su cuerpo. Siguió mirándolo hasta cuando sus miradas se cruzaron y una sensación de deseo la estremeció completamente.

Finalmente el ladrón se dirigió hacia su entre pierna y suavemente con el filo del cuchillo, lo deslizo por debajo de su pataleta, cortándola y dejándola completamente desnuda.

Se deleito con el magnifico espectáculo que tenia ante sus ojos de la bella joven completamente desnuda, maniatada y a su completa merced .


--------------------------------------------



La noche ya caía, el ladrón se levanta de la mesa, desata a la joven y a lo que esta le dice:
- “Fue de lo más increíble mi amor. La próxima vez “jugaremos” en la habitación”



PD: ¿Ya me las estoy dando de escritor erótico y weas? xD

2 weon(es) con teclado:

leen dijo...

jooooooooo!
ahora si me exité xD

Antoinette. dijo...

uuuuh!! ya lo había leído en el forito... me encantó

Publicar un comentario